UA-112737146-1
914 550 025

Muchas veces hemos oído hablar de la periodoncia, pero, ¿sabemos exactamente qué engloba? La periodoncia es una especialidad odontológica que estudia la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades que afectan los tejidos que dan soporte a las encías el hueso alveolar, el cemento radicular y el ligamento periodontal con el objetivo de conseguir el mantenimiento de la salud, función y estética de los dientes y sus tejidos.

Por tanto, el término periodoncia engloba todo lo relacionado con el tratamiento de las enfermedades periodontales, es decir, aquellas que se producen por la acumulación de placa bacteriana y sarro en el cuello de los dientes, la línea de la encía, como la gingivitis, y por debajo de esta última, como la periodontitis.

Enfermedades periodontales

En este sentido, la enfermedad periodontal se manifiesta como una gingivitis (inflamación y sangrado de la encía sin afectar el hueso) o periodontitis, donde ocurre la destrucción del hueso que soporta el diente. Si no es tratado a tiempo puede ocasionar la pérdida de los dientes.

La causa de las enfermedades periodontales hay que buscarla en la misma boca, y en las bacterias que hay en ella. Estas bacterias, junto con las mucosidades y otras partículas, están constantemente formando una placa pegajosa e incolora que se deposita sobre los dientes. El cepillado y el uso de la seda dental ayudan a eliminar esta placa. Cuando la placa no se elimina, se endurece y forma lo que se conoce como el sarro. Solamente una limpieza profesional hecha por un dentista o higienista dental puede eliminar el temido sarro.

Periodoncia: tratamentos

Un tratamiento periodontal consiste desde la corrección de la técnica de higiene para el control de la placa bacteriana, hasta la eliminación de los factores desencadenantes de la misma, que pueden venir en forma de sarro, pero también en forma de cálculos dentarios y bolsas periodontales.

La periodoncia es la especialidad odontológica que se ocupa de que la placa bacteriana no provoque ninguna enfermedad a nuestras encías.