UA-112737146-1
914 550 025

La estética de la sonrisa es muy importante para muchos de mis pacientes. Su sonrisa es lo más preciado y hay que tratarla de la mejor forma. Gracias a mi preocupación por la estética dental y a nuestros diferentes tratamientos se puede conseguir el lado más perfecto de la sonrisa. Las carillas de porcelana nos permiten conseguir una sonrisa estéticamente perfecta.

Las carillas de porcelana son pequeñas facetas cementadas al diente para mejorar la estética de la sonrisa. Se utillizan en casos concretos en que los dientes han rotado con el paso del tiempo, se han desgastado con los años, teñido por algún elemento externo o interno o, sencillamente, se han fracturado en dos. Las carillas de porcelana también se usan en casos  con espacios entre los dientes o con alteraciones de tamaño que impiden que reluzca la estética de la sonrisa. O sencillamente, por una fractura del diente.

Carillas de porcelana: creación

El proceso de creación de una sonrisa estética consta de 4 citas:

  1. Los dientes son rebajados mínimamente. Se insertan unos provisionales acordes con la imagen que el paciente desea proyectar.
  2. El paciente nos transmite que parte desea modificar de su futura sonrisa, y tras obtener el resultado estético elegido, se mandan fabricar las carillas definitivas.
  3. Se eliminan las carillas provisionales y se insertan las carillas definitivas para establecer una nueva sonrisa mas estética.
  4. Se ajustan las carillas uno o dos días después de introducirlas y se hace un ajuste para establecer la perfecta oclusión y pulir detalles mínimos.

Las carillas deberán seguir un mantenimiento para garantizar su durabilidad y mantener la misma estética que al inicio del tratamiento. La durabilidad media de las carillas es de 10 a 15 años El resultado final es altamente estético y proporcional a las dimensiones faciales y de la sonrisa de cada paciente. El aspecto rejuvenecedor es la primera sensación que el paciente percibe. Las personas que se pueden beneficiar de este tratamiento son aquellas que reconozcan no lucir una sonrisa perfecta o como alternativa a la ortodoncia.